miércoles, octubre 10, 2007

Recordar es ¿vivir?

Siempre me pasa pero hasta hoy me atrevo a escribirlo, a sacarlo de mi sistema y superar la vergüenza/temor que me causa...
Siempre creí que las canciones juegan un papel vital en el desarrollo de nuestra "película", diariamente pasamos por momentos en los que una canción enfatiza el color emocional y se queda, para luego, muchos días o años después, recordarnos lo que ocurrió.
Mi "banda sonora" en consecuencia ha estado plagada de canciones tan diversas como las interpretadas por Proyecto Uno, Silvio Rodríguez, Rammstein y alguna de Marilyn Manson que me conmueve hasta las entrañas.
Sin embargo, y gracias a la fabulosa radio de Yahoo, he recordado un momento que me llena de tristeza, de confusión, de muchas cosas que aún no defino. Era un día cualquiera de mi vida universitaria, estaba haciendo un trabajo en la casa de mi (ex) novio, quien aunque estábamos separados jamás me negó su ayuda, y mientras escribía empezó a sonar la canción Glycerine de Bush... Una canción que cantaba en su banda con una fuerza emocional avasalladora.
No sé exactamente por qué, pero sentí el increíble deseo de poner en pausa nuestra separación, entré al cuarto, lo besé, él se sorprendió... Me abrazó y quizás en ese momento creyó que aún había esperanza para los dos.
No fue así, evidentemente, pero al escuchar esa canción 6 años después, vuelvo a vivir ese momento y me invade exactamente la misma emoción, si alucinara creo que me vería en el estudio de su casa y daría cada paso hacia él... Repetiría todo.
Es tan tonto, pero para mí es terrible saber que aun cuando no hay nada de sentimiento almacenado dentro de mi, me ataca ese deseo loco de saber de él, de preguntarle si recuerda esa tarde, esa canción...
A veces odio tener tan buena memoria... Y saber sentir mis emociones sin disfrazarlas... Pero ni la memoria ni la inteligencia emocional me ayudan a sentirme menos absurda.
En fin, ya se acabó la canción...Back to work!!

6 comentarios:

Armonia dijo...

Hooola graciass por tu coment te voy a poner en mis links

H.G. dijo...

Te entiendo perfectamente porque yo también tengo buena memoria, lo que a veces me produce ese tipo de nostalgias.

Saludos!

More Baker dijo...

Es increíble verdad? Pasarán años y aún esa canción te seguirá recordando ese momento aunque el sentimiento haya desaparecido del todo. A mi me pasa que oigo canciones y digo esa canción es ver a fulano o fulana. Tengo una canción que revive exactamente mi viaje a Santiago de Chile. Y otra, la muerte de mi perro. Qé te parece.
Me esncantó tu artículo. Gracias por visitarme, vuelve cuando gustes. Yo haré lo mismo.
Un abrazo.

Mariale divagando dijo...

Comprendo esa sensasión, también la he experimentado.

Mariale divagando dijo...

Diana, please, pásate por mi blog el fin de semana.
Hay una invitación para todos mis amigos bloggers.

Saludos!

(los que lean esto también están invitados)

Ivana Carina dijo...

Di, recordar ES VIVIR.
Los recuerdos nos ayudan a ver que nuestra vida pasó por un montón de momentos (buenos o malos) que nos ayudaron a crecer y a madurar.
Aparte que recordar nos hace tener presente los errores que cometimos, para así "tratar" - a veces no lo logramos :P - de no volver a cometerlos.
Me encantó tu post.
Después de este comentario, me pongo a chusmear tu blog! ;)
Saluditos desde la Patagonia Argentina!