lunes, enero 21, 2008

Sobre soñar y otras malas costumbres...

Cuántas veces hay que despertar con la respiración agitada, el corazón a 1500kph y las manos temblorosas para aceptar que soñar, ineludiblemente, acarrea el riesgo de terminar en medio de una pesadilla?
Cuándo es que aprenderemos a mantener nuestra mente quieta, para prevenir sus vuelos creativos, en los que todo es posible y todo es positivo?
Cómo se alcanza el estado de aceptación de la realidad necesario para evitar que eso que llamamos "sueños"se convierta en una meta inalcanzable por la que luchamos hasta quedar agotados, derrotados, frustrados y sin ánimos de volver a la realidad?
Por qué, aún sabiendo todo esto, insisto en abrir la puerta a mi imaginación y que ella, libre e inocente, indique con una estela rosa el camino tras un sueño (o varios) que sé peligroso y complicado, pero no puedo evitar seguir?
Quién es más valiente al final, aquel que vive seguro en la realidad, dura, seca, imposible de contradecir... O aquel que se encuentra frente a un sueño y va por él, corriendo riesgos innecesarios pero inevitables?
...Qué importa conseguir todas las respuestas si igual voy a seguir soñando...???

7 comentarios:

a ver que invento dijo...

Soñar... los sueños son los que hacen llevadera la cruel, dura y seca realidad. Soñar es un escape, es una oportunidad para recargar tus ánimos. Pienso que somos más valientes los que al despertar seguimos soñando y corremos riesgos inncesarios en la busqueda de esos sueños, las caídas o tropiezos no son más que la prueba de que estamos vivos, de que vivimos viviendo...

Me encantó tu post. Saludos,

Noe

Ivana Carina dijo...

Di!
Soñar ha sido la clave de grandes descubrimientos.
Soñar tener una vida mejor, es el mejor de los sueños y hay que perseguirlo hasta el final....
Soñar no cuesta nada....
Lo triste sería que dejemos nuestros sueños porque alguien dijo que no servían y ni siquiera intentamos realizarlos....
Yo soy de las que sueño, tanto sueños que tengo mientras duermo, como sueños que tengo mientras estoy despierta.
Vamos, cariño, a seguir soñando que no cuesta nada, y a lo mejor, logramos lo que queremos....
Y después de conseguir lo que soñamos, seguiremos buscando sueños nuevos, no???
Besos, preciosa!!!

Sir Nick... dijo...

Duermes,
mientras la ciudad golpea el cristal con su llanto,
ajena a tu sueño. Qué pena que este milagro
de verte dormida en paz
no desborde el muro de esta habitación.
Ojalá que mañana,
cuando te despiertes,
duerma mi dolor.

Duermes,
y bajo el flexo una estudiante reza la locura
de huir con los muchachos del camión de la basura.
Y, mientras, los bares
entierran la culpa de esta gran ciudad.
Tantas soledades
sin saber que duermes
no pueden amar.

Duermes,
insomne cruzo la casa y te busco intranquilo,
porque sueño a tu lado,
aunque no duerma contigo.
Duermes,
perdona mi maldita costumbre de despertarte
porque tengo miedo,
o porque llego tarde.

Duermes,
y un hombre escribe versos frente a una computadora.
Temblando, en la pantalla, abre la caja de Pandora.
Y en un cuarto de hotel,
busca encendida en el minibar
el rumor de las olas
una pareja que esta
noche no dormirá.

Duermes,
y un hombre llora en un taxi mientras suena la radio.
Una mujer desnuda lo detiene en un semáforo.
Nadie sabe que duermes,
no consta en los diarios.
Qué lástima la gente
que nunca besará la paz
sobre tus párpados.

Duermes,
insomne cruzo la casa y te busco intranquilo,
porque sueño a tu lado,
aunque no duerma contigo.
Duermes,
perdona mi maldita costumbre de despertarte
porque tengo miedo,
o porque llego tarde.

Gabucha dijo...

Y quién dijo q soñar era malo? q fastidio mantenerse siempre en lo q le funcione a la realidad, hay q confiar en q hay algo mejor aunque sea en nuestra imaginacion xq de lo contrario te imaginas la depre? Q hubiera sido de Martin luther King sin aquel "i have a dream" i refuse to stop dreaming!

PS: Told you! watch it with splenda! totally over reacted

Sir Nick... dijo...

Hoy, en el día de cualquier año,
en el año de cualquier siglo,
en mis plenas facultades mentales y físicas
y asumiendo cuanto vivo y escribo ...
declaro, que me declaro culpable.

Culpable de todo lo que no hice,
de todo lo que no he visto ni oído,
de las palabras que no dije a tiempo
y de las otras, que nunca aprendí.

Me preocupé por cosas que jamás sucedieron
y pasé gran parte de mi vida
en sitios equivocados,
en horas equivocadas, con gente equivocada.

Declaro, que llegué tarde a todas las citas,
que no estuve nunca antes en ninguna parte,
que encontré la primavera florecida,
la tierra repartida y el cielo prometido.

Que todo lo que tengo es menos de lo que me falta,
que lo que creía, no lo creí después
y que cometí el peor de los errores:
soñé en un mundo de pesadillas.

Declaro también, que no hay nada más cierto
que nuestro pasar por la vida,
ni nada más falso que nuestra vida al pasar.

Que es feliz aquel que no quiere nada,
que no sabe nada, que no se pregunta nada
y que no se da cuenta de nada.

Que de una mano temblorosa
puede caerse el amor que hay en ella,
que todo lo que no se da, no se acumula, se pierde.

Que todos somos al fin y al cabo esclavos
de algún vicio o de alguna virtud.

Que he sido fiel solamente a mis dudas
y que el hombre más libre que conocí
iba atado al corazón de una mujer.


Gian Franco Pagliaro

Que tengas una feliz semana!!!

Ivana Carina dijo...

Di!
Hola amiga!
Seguis soñando por lo que leo...., jajaja!, chiste!
Para que te alegres un poco más, andate a mi casita que te dejé algo para vos, buscalo bien eh??....
Un besote cariño!!!!

Luis Alberto dijo...

Hola Di, Mi mama siempre me dice" soñar no cuesta nada", entonces para que parar de soñar. Soñar nos mantiene vivos y nos hace mas facil llevar el dia a dia. Sigue tratando, sigue soñando, el cielo es el limite!!

Pd: me encanta como escribes!!
Luis desde Toronto