jueves, junio 16, 2005

Whatever!!!

En fin! No importa cuanto llore, me deprima, patalee, girte o me inhiba de ejecutar cualquier acción, el resultado es el mismo, Él se aleja de mi, no me oye, no me entiende y, obviamente, no me ayuda...
Para que creer en algo, o alguien, Supremo, Omnipotente y Omnipresente, que no deja caer ni sufrir innecesariamente? Yo trato de darle respuestas a esta cuestión pero, que va, siempre quedo igual, no soy escuchada.
Lo peor es que pido ayuda en los momentos en que de verdad siento que no puedo hacer nada más, cuando ya las opciones humanas, terrenales y prácticas se me agotan y solo queda un poco de llanto, algo de sentimiento de culpa y grandes cantidades de desprecio por las relaciones humanas, que quitan más de lo que dan.
Que hacer? No puedo dejar de creer, aunque lo he intentado varias veces, no puedo "despotricar" de Él, probablemente por temor al infierno (jajajajajajajajajajajajaja), tampoco puedo obligarlo a tomarme en cuenta, por la simple razón de que, a pesar de lo que sienta, mis problemas no le importan del todo.
Si, otro tienen problemas más graves y Él se encarga de atenderlos, hambre, miseria, enfermedades, tragedias.. Mis conflictos morales/emocionales no le afectan en lo absoluto, asi que aqui quedo yo, llorando en mi cuarto otra vez (otra vez?!) preguntándome ¿cuándo, finalmente, seré yo la elegida para ser feliz?
Whatever!!! La verdad no necesito de su ayuda para serlo...

1 comentario:

Libélulacastaña dijo...

te entiendo muchísimo, quisiera a veces ser como esa gente que dice que Él no les resuelve nada, no les explica nada pero no. Lo invoco y lo llamo mucho y creo que me escucha pero con mucho ruido (generado por mi?). Sabes, llorar no siempre es malo, yo me he autoentrenado para no hacerlo y entonces he caído en un sentimiento de impotencia mucho peor. Éxito y (sonará a forward, guacatela) búscate otra forma de drenar que te atrape tanto como el llanto.